El matrimonio cristiano – Tihamer Toth

$1.590,00

No hay tema más candente y actual, pero al mismo tiempo más delicado y difícil, que el del matrimonio y la familia, porque de él depende en gran parte la felicidad del hombre. El hombre, que ha logrado, gracias a su trabajo e inteligencia, descubrimientos nunca soñados, ha creído que también podría resolver el problema del matrimonio con su sola razón y esfuerzo. Pero después de sufrir amargas experiencias, ha tenido que reconocer —desengañado— que el matrimonio no es un problema de matemáticas que él pueda resolver con su sola razón. No. El matrimonio y la vida de familia vienen a ser «una ecuación con varias incógnitas», un problema que no puede resolverse con las matemáticas humanas, porque el matrimonio —según la expresión de San Pablo— es un «misterio grande» (Ef 5, 32), y la única forma de resolver tal problema es apoyándose en quien conoce todos los misterios, que no puede ser otro que Dios. La familia, hoy en trance de hundirse, lanza incesantemente un grito de socorro, un S. O. S. («save our souls», «salvad nuestras almas») al mundo. Y en verdad, solamente mediante la salvación del alma, restituyendo el ideal cristiano del matrimonio, se podrá salvar la familia de las amenazas que se ciernen sobre ella.
Autor: Tihamer Toth
Dimensiones: 20.5 x 14.5 cm
Páginas: 170
Editorial: San Francisco

Sin existencias

No hay tema más candente y actual, pero al mismo tiempo más delicado y difícil, que el del matrimonio y la familia, porque de él depende en gran parte la felicidad del hombre. El hombre, que ha logrado, gracias a su trabajo e inteligencia, descubrimientos nunca soñados, ha creído que también podría resolver el problema del matrimonio con su sola razón y esfuerzo. Pero después de sufrir amargas experiencias, ha tenido que reconocer —desengañado— que el matrimonio no es un problema de matemáticas que él pueda resolver con su sola razón. No. El matrimonio y la vida de familia vienen a ser «una ecuación con varias incógnitas», un problema que no puede resolverse con las matemáticas humanas, porque el matrimonio —según la expresión de San Pablo— es un «misterio grande» (Ef 5, 32), y la única forma de resolver tal problema es apoyándose en quien conoce todos los misterios, que no puede ser otro que Dios. La familia, hoy en trance de hundirse, lanza incesantemente un grito de socorro, un S. O. S. («save our souls», «salvad nuestras almas») al mundo. Y en verdad, solamente mediante la salvación del alma, restituyendo el ideal cristiano del matrimonio, se podrá salvar la familia de las amenazas que se ciernen sobre ella.

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Solo los usuarios registrados que hayan comprado este producto pueden hacer una valoración.